Se encuentra usted aquí

Puente de Piedra del Camino de Madrid

Puente del Camino de Madrid

 El puente sobre el arroyo Nacedero, atribuido a Ventura Rodríguez, fue realizado para facilitar el acceso al palacio desde la carretera de Madrid.

Se encuentra en pleno casco histórico del municipio a escasa distancia del Palacio del Infante Don Luis de Borbón, por lo que debe entenderse como parte del conjunto monumental del sitio señorial.

Durante los años que el Infante residió en Palacio hasta su casamiento en 1776 y posterior traslado a Arenas de San Pedro, pasó también temporadas en el Palacio Real de Madrid, donde conservaba sus aposentos. El camino a Madrid era por tanto un lugar muy transitado. Tras la muerte del Infante don Luis, su hija, la condesa de Chinchón, alquiló el Palacio al rey Carlos III para que pudiera realizar actividades cinegéticas en Boadilla, aunque sólo sobrevivió tres años a su hermano.

El Puente consta de un solo arco carpanel (de tres centros) construido en ladrillo a sardinel (sentados de canto y unidos por sus caras mayores). Los pretiles, que repiten las molduras o diseño de los que existen en la Plaza de la Barbacana y otros espacios vinculados al Palacio, están coronados por dos de las cuatro piñas que hubo, en piedra labrada, motivos decorativos y simbólicos seguramente referidos a la prosperidad del señorío de Boadilla.

 

Última actualización

Última actualización: 26/06/2017

Informar sobre un error en la página